Quiero ser Autodidacta y Triunfar: 8 Reglas de Oro.

AUTODIDACTA



La crisis que hoy atravesamos a nivel mundial nos obliga a quedarnos en casa y cambiar nuestros hábitos de diversión, alimentación, y también de estudio y trabajo. El mundo educativo y laboral va a cambiar, muchas más personas tendrán que trabajar y estudiar desde su hogar, lo cual no siempre es fácil.

Si te encuentras en la situación de tener que prepararte profesionalmente desde tu hogar y esperas obtener buenos resultados, tienes que convertirte en Autodidacta, es decir, alguien capaz de instruirse por sus propios medios, creando una formación continua relativa a un tema de su interés o su carrera profesional.

Pero lograr eso no es tan fácil. El simple hecho de estar en tu hogar, cerca de tu cama, teniendo cerca a tus familiares y decenas de fuentes de distracción, hacen difícil crear un ambiente propicio para concentrarte y progresar.

En este artículo te ayudaremos con todos estos temas para que logres trazar una ruta de éxito como Autodidacta.

TABLA DE CONTENIDO

HABLEMOS DE TI

Para ser un autodidacta exitoso no es suficiente con desearlo, tienes que trabajar en una serie de hábitos y fortalezas que todos tenemos en mayor o menor medida:

  • Fuerte Deseo de aprender y hacerte un especialista en un tema: Debes comenzar por cargarte de deseos y razones de peso para aprender y hacerte experto en el tema que te gusta. Esos deseos debes convertirlos en motivación todos los días. Pensar en una meta o un objetivo y como te sentirás al alcanzarlo, pensar en las puertas que se abrirán, ayuda en la motivación.

  • Curiosidad: Otra cosa que motiva a un autodidacta es la curiosidad. Hacerte preguntas constantes del por qué y el como, si existen otras formas de hacer las cosas para hacerlas mejor. La curiosidad es la cuna del progreso del ser humano.

  • Disciplina: Como indiqué antes, no es suficiente con el deseo de aprender, debes tener la disciplina suficiente para dedicarte diariamente, y por el tiempo que sea necesario, a progresar en tus estudios. Recuerda que no tendrás allí al profesor recordándote tus deberes y responsabilidades. La disciplina tiene que ver con aprovechar el tiempo durante el día, descansar lo necesario, hacer horarios de estudio y descanso, alejarte de las distracciones durante las horas de estudio, entre muchas otras cosas.

  • Comprender tus limitaciones y aprovecharlas: Si tienes el coeficiente de Albert Einstein, eso te ayudará a progresar más rápido, pero si no es así, no le des importancia, lo que nos lleva a una conclusión interesante: NO IMPORTA LO QUE TARDES EN APRENDER UN TEMA, LO IMPORTANTE ES APRENDERLO BIEN. Si es un tema difícil y tardas 3 meses en aprenderlo, bien, si otra persona lo aprende en 1 semana, perfecto. Al final, las dos personas utilizarán de igual manera el conocimiento adquirido.

MANEJA TU AMBIENTE DE ESTUDIO

Tomando en cuenta la crisis de salud que enfrentamos a nivel mundial, lo más probable es que tu ambiente de estudio sea tu hogar. Te recomiendo seguir algunas normas que te ayudarán a progresar:

  • Busca un espacio en el que estés solo: Si esto no es posible, debes tener una conversación con las personas que conviven contigo y explicarles que vas a estudiar y que deben respetar tu espacio y tiempo de estudio.

  • No estudies en la cama ni en piyamas: Ten un poco de disciplina, usa ropa cómoda, y utiliza siempre el mismo sitio de estudios.

  • Evita las distracciones: Durante las horas de estudio, aleja el teléfono celular, la tablet, la TV, cierra el Facebook, Youtube y cualquier otra fuente de distracción que te va a retrasar el avance. Parece difícil de creer, pero las distracciones pueden hacer que 4 horas de estudio sean en realidad 1 hora efectiva.

  • Ten a mano un PC, Tablet o Celular con Acceso a Internet: Parece que contradice la norma anterior, pero la idea es que puedas consultar en internet cualquier duda o nuevo tema de interés que surja. Si tu tema de estudio es el Desarrollo Web (el tema de este Blog), el PC será tu principal herramienta, procura tener abierto solo los websites de estudio y cerrar los sitios que te distraigan.

REGLAS DE ORO DE TODO AUTODIDACTA
  1. TRAZA UN PLAN: Si vas a correr un maratón, tienes una ruta establecida para llegar a la meta, ¿cierto?. Pues cuando eres autodidacta es exactamente lo mismo: Debes trazarte una ruta de todos los temas importantes que debes aprender para llegar a tu objetivo, desechando aquellos temas que no te ayudan a progresar, que no vas a necesitar. La ruta inicial que traces la vas a tener que modificar un poco a medida que avanzas, es normal, pero ese es tu Norte, tu mapa en el largo viaje que te espera, en el que no quieres perderte.

  2. CULTIVA LA FIRME CREENCIA DE QUE CON ESFUERZO TODO SE APRENDE: Si hay algo que me ha enseñado la experiencia de años de estudio, es que aprender duele, y a veces frustra, sobre todo cuando contamos con tiempo limitado o deseamos aprenderlo rápido. En mi carrera me he encontrado con temas que al principio creo que no puedo asimilar, y pienso que por estancarme en ese punto no podré avanzar. Cuando eso me ocurre, tomo un descanso, y pienso en la firme idea de que ese tema no me va a detener, lo aprenderé como sea, no importa cuánto tiempo me tome. Al no darle alternativas ni puertas traseras, inmediatamente el cerebro empieza a trabajar y buscar maneras de asimilar la información, verás que después de un descanso o incluso una noche de sueño, empezarás a asimilar lo que antes no podías. Lo vas a lograr.

  3. APROVECHA EL TIEMPO: Volvemos a recalcar lo de la disciplina. Tu día de estudios tiene solo 24 horas, de las cuales dispones solo de unas 8 a 10 horas para estudiar. Debes aprovechas ese tiempo para concentrarte y avanzar, si deseas lograr metas en el menor tiempo posible. Aleja las distracciones y recuerda los descansos, que comento a continuación.

  4. DESCANSA LO SUFICIENTE: Tu cerebro es una máquina y como tal, se satura y baja su rendimiento si no le ofreces el descanso necesario. Debes hacer una pausa cada cierto tiempo, ese tiempo depende de cada persona, pero lo normal sería estudiar 45 min o 1 hora y descansar 10 min. Durante ese descanso puedes hacer lo que desees, revisar el teléfono, preparar algo de comer o simplemente tomar una siesta. Despues de 3 o 4 horas de estudio, debes darte un descanso de mayor duración, digamos 1 hora. El descanso es muy importante porque si no lo tomas, bajarás el rendimiento y cada vez podrás asimilar menos información.

  5. ALIMENTATE BIEN Y EJERCITATE:Además del descanso, la buena alimentación y el ejercicio son los ingredientes ideales para que tu cerebro se mantenga siempre en perfectas condiciones para aprender. Aléjate de la comida chatarra, consume frutas, verduras, proteínas, en fín, una alimentación balanceada. Intenta hacer actividad física cardiovascular diariamente, eso mantendrá oxigenado tu cerebro y listo para seguir aprendiendo.

  6. PRACTIVA LO APRENDIDO:No caigas en el error de perderte en el océano de la teoría, sin poner en práctica lo que has aprendido. Cuando sientas que ya comprendes la teoría, plantea un proyecto sencillo que ponga en práctica todo eso, y ponte a trabajar. En mi experiencia, en la práctica es que realmente fijas los conocimientos teóricos, comprendes algunas cosas y aclaras dudas que tenias. Es con la práctica que realmente te haces especialista, y con ella recibes tu recompensa por el esfuerzo realizado: Empiezas a sentir que conoces el tema y que valió la pena todo ese esfuerzo.

  7. NO TE CONVIERTAS EN EL ESTUDIANTE ETERNO:A veces empleamos tiempo y esfuerzo en aprender un tema, lo aprendimos, pero no nos sentimos preparados para aplicar esos conocimientos en el mundo real. Simplemente no confiamos en nuestra capacidad para resolver problemas reales con lo que aprendemos. ¿Entonces que hacemos? Seguimos estudiando para sentirnos más preparados, y entramos en un círculo vicioso en el cual nunca llegamos a sentirnos preparados. Esto es lo que se conoce como el Síndrome del Estudiante Eterno, en el cual sigues estudiando nuevos temas para alimentar la necesidad de sentirte preparado y nunca llegas a estarlo. ¿Como lo evitamos? Pues practicando lo aprendido, ejecutando proyectos, ofreciendo nuestros servicios al mundo real.

  8. Y POR ULTIMO: NUNCA PARES DE APRENDER:¿Pero como? ¡Si antes dije que evites el síndrome del estudiante eterno! Lo que quiero decir es: Aplica lo que aprendes para llenarte de seguridad y consolidar tus logros, pero dedica un tiempo diario a avanzar y aprender nuevas cosas. ¿Es fácil? No lo es. Pero créeme, es posible.

CONCLUSIONES

Ser autodidacta exitoso requiere que refuerces algunas cualidades personales, pero mi consejo más importante es que conviertas tus estudios en una pasión, disfruta cada día lo que haces, disfruta el camino a tus objetivos, planifica tus actividades diarias y motívate a continuar. Repite todo el tiempo que nada te podrá detener (ni tu mismo), estudia incluso cuando no quieres. La constancia y la resistencia es lo que te va a mantener firme hasta el final. Un final hipotético, porque en realidad un Autodidacta Nunca deja de Aprender.

...